Los robots tomarán 50 millones de empleos en la próxima década

En un informe reciente se señala que la automatización se hará cargo de una parte importante de las actividades laborales en Europa para 2030.

Más de 90 millones de trabajadores en toda Europa (cerca del 40% de la fuerza de trabajo total) deberán desarrollar novedosas y importantes capacidades en sus funcionalidades recientes en los próximos diez años, ahora que la automatización pone bajo riesgo 51 millones de cargos laborales, advierte un reporte anunciado en el mes de junio por la firma de investigadores McKinsey.

Y prácticamente todos los trabajadores de europa de hoy en día se encararán a algún nivel de cambio mientras sus trabajos evolucionen gracias a la tecnología. Mas aunque las estadísticas semejan dar de comer un miedo común a que los robots se apoderen de nuestros trabajos, no es requisito sacar conclusiones veloces: la investigación además exhibe que el desarrollo del empleo en otros ámbitos compensará mayormente la pérdida general de cargos laborales.

Tanto, en verdad, que Europa podría hallarse con una escasez de hasta seis millones de trabajadores para 2030. Mientras broten novedosas ocasiones en campos como la tecnología, entre otras cosas, McKinsey prevé que será bien difícil hallar suficientes trabajadores con las destrezas primordiales para contemplar los cargos laborales que se están creando en el conjunto de naciones.

O sea fundamentalmente cierto en megalópolis como Londres y París, donde se concentrarán las ocasiones de empleo, mas con escasos habitantes cualificados para cubrirlas. El reporte concluyó que en esas zonas de desarrollo dinámico, menos del 60% de los recientes cargos laborales van a ser ocupados por un trabajador correcto.

En otras expresiones, la optimización de las capacidades y el reciclaje de la fuerza de trabajo brincará a la cima de la lista de tareas atentos de los líderes empresariales en los próximos años. La inclinación solo se ha acelerado aún más por la crisis de COVID-19: El reporte de McKinsey recomienda que los empleos más conminados por la automatización son además los que la pandemia hizo más atacables.

 

El servicio de atención al usuario y las ventas, los servicios de nutrición y las ocupaciones de las construcciones son los tres conjuntos que tienen más posibilidades de ser apartados tanto por la automatización como, en este momento, por la crisis sanitaria.

TechRepublic Premium: Guía de empleos y sueldos de TI: Salarios de alta tecnología, localidades mejor pagadas y consejos para incrementar la compensación
Será primordial cerciorarse de que estos trabajadores aprendan las capacidades que les dejen pasar a ocasiones de prominente desarrollo. Susan Lund, autora del reporte McKinsey, ha dicho a ZDNet: «Hoy, nuestro reporte exhibe que los cambios de trabajo en Europa son típicamente alguien que va de una ocupación en ocaso, como un cajero de venta al por menor, a otra en ocaso.

«Lo que es crítico es que la gente en ocupaciones que están rechazando gracias a la automatización procuran conseguir el género de capacidades que están en demanda en ocupaciones crecientes», ha dicho Lund. «En verdad, hay las llamadas \’adyacencias\’ que tienen la posibilidad de contribuir a la progresión profesional».

Entonces, ¿dónde podemos aguardar hallar esas «crecientes ocupaciones»? En términos en general, y continuando una inclinación de extendida data, la manufactura y la agricultura pierden peso en pos de los servicios. Más particularmente, los investigadores de McKinsey adivinan que la salud humana y el trabajo popular van a ver el más grande desarrollo, seguido por los servicios expertos, científicos y técnicos, de este modo como la educación.

Lund argumentó que hablamos de una buena nueva: los empleos se desplazarán del poco entretenido trabajo rutinario hacia una solución de inconvenientes y también relaciones entre personas más atrayentes. En verdad, si hoy le diese consejos a un chaval de 15 años sobre las capacidades más destacables que debe conseguir en la escuela y la facultad, le recomendaría en pos de las materias de STEM; mas no solo.

«Además existen algunas otras capacidades clave que los humanos tienen la posibilidad de llevar a cabo realmente bien -bastante superior que las máquinas- y que van a ser la fuente de material para los trabajos de los años venideros», ha dicho Lund. «Particularmente, las capacidades sociales y sentimentales y las capacidades cognitivas superiores tienen bastante futuro agradable. Eso significa una aptitud para trabajar bien con el resto, para entrenar, instruir y regentar, mas además fuertes capacidades de resolución de inconvenientes y pensamiento crítico».

La demanda de capacidades colega-sentimentales medrará hasta una tercer parte, según el reporte, ahora que los trabajadores humanos se centran en permisos que las máquinas no tienen la posibilidad de cumplir, que necesitan interacción, precaución, enseñanza y entrenamiento, de este modo como la administración de otros.

No obstante, no se habla solo de los futuros trabajadores. Varios usados trabajan hoy día en trabajos que cambiarán gracias a la automatización: Los investigadores de McKinsey predijeron que cerca del 22% de las ocupaciones de la fuerza de trabajo en toda la UE podrían ser automatizadas para el 2030.

De todas formas, podrían aparecer ciertas novedosas chances para aceptar una transición más despacio para los trabajadores. La compañía de robótica Universal Robots, entre otras cosas, ahora está desplegando «cobots» (o bien robots de colaboración) en las compañías, que están diseñados para simplificar la utilización de la automatización para los usados humanos.

La compañía ha creado tutoriales on line, que según asegura, aceptan a los trabajadores sin entendimientos de ingeniería desarrollar un «cobot» en solo 87 minutos. El procedimiento, según Universal Robots, invierte la iniciativa de que la automatización está sacando cargos laborales a los humanos, y en su sitio proporciona utilidades a los usados para vigilar mejor sus ocupaciones cotidianas.

Lund, por su lado, confía en que la fuerza de trabajo va a adquirir fácilmente las novedosas capacidades que precisará – en parte, porque ahora las tiene. «Las destrezas laborales fueron evolucionando en los últimos tiempos en muchas profesiones», afirma. «Con la llegada de las tecnologías digitales, esto se ha acelerado».

«En Europa, los conductores de trenes subterráneos pasaron a transformarse en optimizadores de sendas, mientras los trenes se fueron automatizando», sigue. «En varios sitios, los mineros ahora no se dirigen adelante del carbón – las máquinas hacen la excavación – sino administran el conjunto electrónicamente. Y de esta forma consecutivamente. Los humanos y los robots trabajan poco a poco más codo con codo.»

Entonces, en vez de hacerse cargo de nuestros trabajos, se ve que los robots llegan al sitio de trabajo como nuestros compañeros de trabajo de la próxima generación.

Deja un comentario

Cerrar menú