La escritura se transforma en alta tecnología con el portátil reutilizable Everlast de Rocketbook.

Mi amor por la escritura va bastante alén de crear historias y redactar novedades de tecnología – de todos modos me chifla la acción de redactar expresiones y verdaderamente poner el boli en el papel.

Si te semejas a mí, posiblemente poseas muchos de cuadernos en tu casa (y si te semejas más a mí, varios de están vacíos mas accesibles «por si las moscas»).

A lo largo de las últimas semanas, como la escritura on line me llevó poco a poco más tiempo, he estado intentando encontrar maneras de regresar a redactar a mano cuando menos ciertas de mis notas. Desde el verano pasado, he invertido en resoluciones tanto de baja como de alta tecnología, desde soliciar la caja de suscripción de Cloth & Paper que da a los usuarios una gama de papel y bolis cada mes para animarles a redactar hasta hallar un nuevo iPad y un lápiz de Apple para transformar mis notas en algo entendible on-line.

La mayor parte de mis notas deben finalizar en un formato electrónico de alguna forma (ahora que viajo y necesito ingreso a la información sin la necesidad de cargar con papel plus). Esto provoca que el papel y la pluma sean un tanto bien difíciles, ahora que fotografiar notas necesita que vadee mediante mis imágenes de iPhone – no es una labor fácil si estás intentando de guardar la batería de tu teléfono en movimiento (o bien si tomas muchas imágenes).

Y aunque me gustan mucho el iPad y el Apple Pencil, por la razón que sea, llaman bastante la atención públicamente, con extraños que comunmente me interrumpen para preguntarme sobre la tecnología. Comunmente me chifla charlar con la multitud sobre tecnología, mas no en todos los casos es posible interrumpir mi trabajo – principalmente si estoy en una fecha límite – para mencionarle a la multitud lo que estoy utilizando. Además viajo muy solo y la propaganda de que tengo un gadget apreciado no en todos los casos es algo que esté ansioso por llevar a cabo.

Entra en el Rocketbook. La semana anterior adquirí el Rocketbook Everlast por capricho. Es un cuaderno con páginas que semejan de papel, mas que de todos modos están hechas de un complejo de poliéster que puedes eliminar con un paño húmedo. Desde luego, precisas utilizar un boli concreto con (el Pilot FriXions), mas uno vino con mi pedido y otros están accesibles por solo unos pocos dólares estadounidenses si deseas más colores.

Solo una observación, el Rocketbook no viene con normas para lograr que el boli se abra y terminé como un doctor intentando de lograr que ande.

Había oído charlar de Rocketbook hace un año aproximadamente en el momento en que hacían cuadernos que se podían eliminar poniéndolos en el microondas, mas algo sobre la destrucción de mis notas no me atraía. El nuevo Everlast es una alternativa bastante superior, ahora que puedes utilizar algún paño húmedo para eliminar tus notas en el momento en que finalizes.

Lo destacado del Everlast es que no solo te facilita charlar de las fotografías de tus notas, sino tiene un sistema del archivo incorporado para organizarlas. Cada página del cuaderno tiene un código QR en la esquina inferior que te facilita llevar a cabo una foto con la aplicación Everlast y archivar tus notas en el sitio acertado. Eso supone que puedo sostener mis listas de tareas separadas de mis notas de escritura y entrevistas fácilmente. Y las fotografías se renderizan de una forma que no necesita que centres tu foto – echa una mirada:

Mas ese no es la llegada de su aptitud de organización. Cada página (de las que hay 32, lo que significa 16 hojas de «papel») además tiene siete pequeños iconos en la parte de abajo, a los que se puede conceder una categoría o bien destino. Con solo marcar los iconos con el lápiz, lo vas a poner en una carpeta preasignada en Google plus Drive, Dropbox, Evernote, Box, OneNote, Slack, iCloud, o bien en tu correo electrónico – lo que sea uses para guardar tus documentos. Se almacenará como un PDF o bien JPG, en dependencia de tu prioridad.

Como es verdaderamente un cuaderno de papel y lápiz con habilidades plus, puedes redactar o bien dibujar cuanto quieras en la página. Las normas aseguran que la tinta tarda unos 15 segundos en fijarse para evadir que se manche, de esta forma que esto puede ser un inconveniente si eres zurdo. Cada página tiene un patrón de cuadrícula de puntos para asistirle a sostener el color en las líneas, por de este modo decirlo, mas los puntos son muy sutiles y no interfieren con la vivencia de la escritura si no requiere emplearlos.

En tanto que solicité el cuaderno de tamaño carta que mide 8.5 x 11″ y cuestan 34 dólares americanos, planeo proceder a adquirir los otros dos tamaños además (lo que, desde luego, no asistirá a solucionar mi inconveniente de muchos de cuadernos tirados por la vivienda). Hay una versión mini que mide 3.5 x 5.5″ con 48 páginas (24 hojas) que cuesta $16, y un tamaño ejecutivo que mide 6 x 8.8″ con 36 páginas (13 hojas) por $32. Todos traen un boli de punta fina con tinta negra. Su elección va a depender del espacio que tenga en su bolso o bien maletín y de lo que requiera para lograr llegar a solo una página.

Con bastante, lo destacado de estos cuadernos es visto que son interminablemente reutilizables. No he tenido el mío el tiempo preciso para entender si las páginas desarrollan puntos enclenques tras un frotamiento elevado, mas eso no se ve mostrarse en las revisiones en línea del producto.

Si estas buscando una solución de escritura que sea sostenible, estos cuadernos reutilizables son una gran impulso. Los Rocketbooks no son los únicos portátiles reutilizables del mercado. Moleskine y Elfinbook son dos portátiles capaces de la rivalidad que merece evaluar.

No se dieron productos, descuentos o bien otras compensaciones en lugar de este examen. El producto fue conseguido por el revisor que no guarda relación con ninguna de las compañías nombradas en este examen y todas y cada una de las críticas forman parte al revisor.

Deja un comentario

Cerrar menú