La IA de Google descubre 2 nuevos exoplanetas

El primer planeta descubierto fue Urano y, en realidad, este se descubrió accidentalmente en 1781 con la ayuda de un telescopio. Desde entonces, la información astronómica ha ido creciendo.

Sin embargo, uno de los mayores problemas de los telescopios es que tienen un límite. Muchos de los exoplanetas (planetas ubicados fuera del sistema solar) no se encuentran a la vista utilizando esta herramienta desde el planeta tierra.

Es por esto, que los programas espaciales llevan desde finales del siglo XX mandando telescopios espaciales al espacio en busca de nuevos exoplanetas a distancias que superan los 1000 años luz.

Uno de los telescopios espaciales con gran éxito es el Kepler, un observatorio espacial que ha descubierto más de 4000 exoplanetas (de los cuales hay unos 2000 por confirmar) desde que ha sido puesto en la misión K2 en 2013.

La IA usada para descubrir exoplanetas

A pesar de que el telescopio espacial Kepler cuenta con una tecnología que ha ayudado a encontrar un montón de exoplanetas, un grupo de astrónomos de la Universidad de Texas con ayuda de la IA de Google y la NASA han logrado mejorar el sistema utilizando inteligencia artificial.

Con la implementación de este sistema inteligente se logró descubrir dos exoplanetas ubicados en la constelación de Acuario llamados K2-293b y K2-294b, ambos ubicados a a 1300 años luz y 1230 años luz de la tierra respectivamente.

El sistema ha sido creado por Anne Datillo, una estudiante de la Universidad de Texas. El mismo cuenta con una precisión de hasta 98% y es capaz de descubrir planetas utilizando una serie de datos analizados previamente.

El proyecto de Datillo busca obtener datos de manera uniforme, llegando así hasta los planetas que no se pueden encontrar a simple vista por fallas en la alineación o el ruido en las imágenes.

Además, el sistema es capaz de reducir el ruido de las imágenes para poder obtener mejores resultados.

Aún se requiere de comprobación humana

A pesar de que el sistema creado por Datillo ayudará a optimizar la búsqueda de exoplanetas, incluyendo aquellos que no fueron descubiertos por primera vez. Sin embargo, el sistema aún requiere de comprobación humana para poder cerciorarse de que ciertamente se trata de un exoplaneta.

El fin del telescopio espacial Kepler

Hasta hace un par de meses la NASA ha confirmado que el telescopio Kepler (que tiene desde el 2009 en órbita) podría quedarse sin combustible, lo que lo dejaría sin operatividad próximamente.

Se cree que el telescopio podría durar algunos meses más. Sin embargo, esta agencia gubernamental no sabe con exactitud cuándo se acabará el combustible, ya que el dispositivo no cuenta con un medidor.

La distancia a la que se encuentra el telescopio imposibilita la recarga de gasolina, por lo que próximamente el telescopio llegue a su fin, siendo posiblemente los exoplanetas K2-293b y K2-294b podrían ser los últimos descubiertos por el observatorio.

 

Deja un comentario

Cerrar menú